Current Status
Not Enrolled
Precio
Cerrado
Get Started
This course is currently closed

Bienvenida a la mejor manera de tener mi metodología a tu servicio

Mediante un programa cómodo, online y a tu ritmo, obtendrás:

  • Confianza y comprensión de tus procesos vitales (incluye momentos WOW y momentos Sabía-Que-No-Estaba-Loca)
  • Compasión hacia tu historia y las decisiones tomadas en el pasado
  • Alegría e inspiración, en lugar de push push push
  • Mayor responsabilidad con tus insights e intuiciones
  • Pautas de salud y autocuidado
  • Un compendio organizado de los principales medios y temas de los saberes femeninos
  • Herramientas prácticas para cada día comprender-te y amar-te mejor en tu dimensión femenino/masculino
  • Si eres terapeuta o trabajas con grupos, tu práctica se convertirá en más empática, entusiasta y abarcante

¿En qué se basa?

En MUJER MANDALA BASICS© compilo +20 años de experiencia en mi trabajo con mujeres, lo amplío cada día, pero sobre todo, vuelvo siempre a sus bases, porque ese “arquetipo” que me fue revelado, es mi anclaje en las distintas actividades que realizo, aún con lo inquieta que soy.

Básicamente se trata de comprender y expandir la cuaternidad en todas sus formas. Es una tarea compleja (en el sentido que le dan las ciencias actuales), por lo que es necesario mantener estos pilares para volver siempre al centro. Esa cuaternidad es:

Cada “IMPERIO” cuenta con dos masterclasses y ejercicios energéticos dentro del programa.

La MUJER MANDALA© integra estos imperios, y deja de confundirlos con los roles. Justamente, lo que me inspiró a crear este programa (y a levantarme cada mañana con la convicción de seguir adelante) es esa miríada de mujeres que se ven desafiadas por las partes de su SER que no comprenden y que consideran estorbos, maldiciones o castigos, y no encuentran la vía para convertirse en capitanas de su alma.

Un ROL es solo eso, una actuación de la PERSONA. Esto es nombrado así desde el teatro griego antiguo, el SER está detrás de la MÁSCARA ¿Imaginas a un actor que se mantiene confundido entre el individuo y el papel?

Te entiendo, todos hemos estado allí, pero las mujeres lo sentimos muy fuertemente, porque somos vida indetenible. Ya entenderás mejor esto, al ver las masterclasses. Los hombres tienen otra EXPERIENCIA, sin embargo, cuando integramos nuestros imperios, en lugar de los roles, todos somos iguales.

¿A qué me refiero con IMPERIOS?

¡A QUE ES PODEROSO! ¿NO CREES?

LOS 4 ARQUETIPOS

Cada arquetipo vive en nosotras, en forma de función psíquica. Por ello, al renunciar a alguno de ellos, nos sentimos mal, nuestro bienestar psico físico colapsa o no encontramos sentido a la vida. Del mismo modo, cada arquetipo tiene su manera personal de expresarse, según la etapa vital. Son dinámicos, por tanto, lo cual quiere decir que no vas a controlar esto de una vez, y mucho menos desde la mente, sino que el juego de toda la vida será descifrarlos y danzar con sus expansiones.

Cuando hablamos de arreglar los problemas del mundo, estamos descortezando el árbol que no debemos. El mundo es perfecto. Es un caos. Siempre ha sido un caos. No lo cambiaremos. Nuestro trabajo es enderezar nuestras vidas.

Joseph Campbell

También le llamamos diosas a los arquetipos, aunque pronto verás que para mí la espiritualidad femenina es un asunto mayor, no solo una metáfora.

Así que avanzaremos a través de los 4 imperios para concluir con el viaje heroico, que nos prepara para profundizar en nuestros propios misterios.

Aquí abajo verás la descripción de cada portal (o lección) para entender mejor el recorrido.

Recomiendo no ver más de dos clases por semana, pero si te apetece y tienes el tiempo de dar un vistazo global para luego profundizar, adelante. Los ejercicios propuestos toman tiempo, por lo que esto sí que no te lo puedes saltar.

Si quieres ayudar a más mujeres, de nuevo, no trabajes desde la mente, siente, vive, y luego vuelve a la mente a cimentar. No tengo nada en contra de la mente, muy al contrario. Con este programa le damos el lugar privilegiado que merece, porque cada imperio tiene su “posición” establecida, y parte del malestar puede estar en invertir esas relaciones.

A ver… más cosas… no, no se me ocurre nada. ¡Vamos allá!