Ritual clásico de Samaín 🎃 y día de las ánimas💀

La noche de muertos, de ánimas, incluso Halloween hunden sus raíces en antiguos festivales de salutación a los cierres de ciclos y misterios entre los mundos. Uno de ellos es llamado Samaín en España, Samhain en el mundo anglosajón. Aquí te traigo un clásico para mantener la tradición (mi abuela indígena siempre lo celebraba con velas, aquí la honro a ella también)

“Porque la muerte es vida, enciende luces en otro lugar” (Coco, película)

por holanda castro

Todo se gesta en el interior.

El portal del 30 de octubre al 3 de noviembre es muy importante, pues signa, en el hemisferio norte, el ciclo de productividad relacionado con la naturaleza. Ahora la energía creadora entra en reposo y se desenvuelve de una manera que solo los empáticos comprenden: hacia adentro.

Todo se gesta en el interior, y por lo tanto reaccionamos con miedo, pena, incluso angustia.

A estas emociones yo las llamo emociones Crone, no porque la sientan las ancianas (en la medida en que envejecemos nos vamos acercando a ellas con más seguridad) sino porque son muy antiguas en nosotros, e hicieron posible nuestra supervivencia antes de la historia.

Es una oportunidad para conectar con lo antiguo en nosotros, con el pasado que nos sigue drenando y reconstituyendo. Una detención en el camino necesaria para ir a la raíz de nuestro ser. Qué mejor que recordar, invocar, rememorar, a nuestros ancestros reales, nuestro linaje.

Por muchas experiencias fuertes que nuestro árbol haya vivido, en el fondo, lo que se retransmite es la ley del amor, y esta certeza nos dará el calor necesario para atravesar la noche oscura que se avecina en los meses de invierno externo e interno.

 La noche que decidas hacer el ritual, date un baño ritual. Prepara una sopa fuerte de pollo o crema de calabaza, y cenen en familia. Sientan ese plato maravilloso como un hogar. Solo con ello estaremos ya invocando a Hestia, la gran diosa que puede acompañar la velada.

Aunque hay rituales para liberar energías maléficas o invocar benéficas, yo me centraré en uno muy básico de lazos entre los mundos.

Puedes realizarlo en solitario o con invitados.

Preliminares

Limpieza. Debe limpiarse bien el espacio, barrido y despejado con sahumerio o incienso. También puede limpiarse y finalizar con campanadas, mantras o música especial.

Altar. Como siempre, un altar es un lugar sagrado, puede ser fijo o no, de hecho, el frasquito mágico que hicimos puede considerarse un altar portable. Trata de colocar un plato, bandeja o tapete en la superficie sobre las que colocarás los objetos. Representa los cuatro elementos: un cuenco o vaso con agua, las velas, piedras o planta, sahumerio o incienso y al centro lo que simboliza la intención o te encuentras honrando, por ejemplo, una imagen de la divinidad o, en este caso, las representaciones de los ancestros. También colocarás allí los talismanes o frasquitos encantados que estés preparando.

Atención: crear un altar en casa o en nuestro dojo es muy beneficioso. Sin embargo, no necesitas disponer de esto para hacer tu práctica, y recuerdo que siempre la naturaleza es el mayor altar. Cerca de una corriente de agua, o donde sientas que puedes tener una conexión intima, puede convertirse en tu altar.

Unción: todo amuleto, instrumento o vela, incluidos tapetes o platos, debe ser ungido. Esto es, pasado 7 veces por el humo del incienso o ungido con aceite vegetal. Si es un ritual de protección o receptividad (de amor, fortuna, salud) se unge la vela de arriba al centro, y de abajo al centro, si es un ritual de cierres o limpiezas, del centro hacia arriba y del centro hacia abajo.

Procedimiento: recordarás a algunos ancestros y personas protectoras que ya se han ido de este plano. Si son familiares puedes utilizar el formato dado para escribir sus nombres, si necesitas más espacio, elabora un diagrama tu misma o continúa colocándolo en las ramas. Puedes también usar representaciones como fotos, escribir sus nombres en papel, hojas de laurel o en piedritas de río, como sientas.

Respira profundo y céntrate. Siente que estás en ese momento parada en frente de quienes saltan el velo entre los mundos y vienen a entregar y recibir mensajes. Agradéceles su visita, y di en voz alta: PROVENGO DE UN LINAJE DE AMOR.

Luego, nombra tu linaje y las otras personas que quieres recordar.

Plantea tus peticiones y deja un momento para sentir su amor y recibir sus mensajes. Envíales amor tú a ellos, con mucha ternura.

Al finalizar, di la siguiente plegaria:

“Somos el fruto de una larga cadena de amor entretejida
por las mujeres y los hombres de nuestro linaje
Cada fin de año de la Tierra, recordamos
a nuestra gente que camina por el Otro Lado.

Honro a las personas de mi linaje ancestral.
Aunque no conozca todos sus nombres.
Me reconozco heredero de la vida que me legaron.
La viviré feliz y plena en su memoria y para mayor honra de todo mi linaje.

Que mi linaje femenino sea fuente de nutrición.
Que mi linaje masculino sea manantial de fuerza.

Que en mi se pacifiquen ambos linajes.
Que de su matrimonio me nazcan frutos sabrosos y abundantes.

Benditos sean nuestros linajes.”

De Marianna Doña Loba

 

Algunas personas integran poemas u oraciones de su credo a estos rituales, si está en tu sentir, va bien.

Despedida. Crea tu propia despedida a los espíritus que has convocado en cada ritual (por ejemplo, elementales del oeste yo los despido, y agradezco vuestra compañía) y ve apagando las velas sin soplar, lentamente, mientras despides.

Extracto del libro: Unlock – La Bruja en ti, 2020, por Holanda Castro.